Proceso - obstaculos Etapas La pareja Los otros hijos Familia y amigos Nuevo sentido Tareas solidarias Especificidad
 
Bebes y embarazo Hijo único Homicidio Muerte súbita Enfermedad Suicidio
 
  Pérdida por accidente  
     
 
  • Hay un primer momento de gran conmoción.

  • Sorpresa, incredulidad, negación.

  • Pueden aparecer reacciones opuestas, desde sentirse como anestesiados y sin capacidad de accionar hasta explosiones emotivas de gran intensidad.

  • Dolor y gran esfuerzo para enfrentar los trámites administrativos, autopsia, búsqueda de testigos, reconocimiento del cuerpo, tener que avisar a la familia.

  • Sufrimiento porque no existió la posibilidad de despedirse.

  • Recuerdos torturantes para aquellos que estaban presentes en el momento del accidente.

  • Impotencia por no haber podido hacer nada o muy poco.

  • Fantasías acerca de cómo ocurrieron los hechos y del sufrimiento vivido o no por el hijo.

  • Suelen pasar por momentos prolongados en los que se les impone compulsivamente el revisar cada detalle de los momentos previos buscando encontrar algo que hubiese permitido evitar el accidente o bien buscando responsables.

  • Fuertes sentimientos de venganza contra quien provocó o es responsable del accidente.

  • Tener que enfrentar dudas propias o ajenas sobre responsabilidades de la propia víctima.

  •  Es recurrente y prolongada la fantasía de que en cualquier momento el ser querido va a regresar; por lo inesperado se hace muy difícil asimilar que murió y no volverá más.

  • Dolor agregado cuando hay juicios de por medio.
 
     
  renacerbsas@gmail.com - Teléfonos: (54-11) 4864-3417 / 4554-0913